Mostrando 14 resultados

Instituciones productoras de los documentos
Gobierno del Municipio

Ayuntamiento de Burguillos

  • ES.41213.AUT0015
  • Entidad colectiva

La fundación de Burguillos en su emplazamiento actual podría datarse hacia el año 1400 y su nombre puede derivar de los recuerdos del origen de la familia a la que se otorgó el repartimiento de la zona. En 1580, Burguillos contaba con 300 vecinos, según los padrones, y en 1624 la población bajó a sesenta y cuatro, debido a los estragos de las epidemias de peste de 1580-83. Hacia 1845-50, Burguillos tenía poco más de trescientos habitantes , que se basaban en la producción agrícola (granos y algo de aceite) y ganadera (vacuno lana y porcino). También existía un molino de harina y otro de aceite, del que actualmente queda parte de su edificación. Del siglo XX lo más relevante para la localidad es la creación de la zona regable del Viar, con la construcción de su canal, entre 1948 y 1958, con lo que la economía de Burguillos recibió un fuerte impulso, acudiendo además personas de otras comarcas sevillanas

Ayuntamiento de Almadén de la Plata

  • ES.41203.AUT0008
  • Entidad colectiva

La conquista cristiana de la zona se produce debido al avance de la Orden Militar de Santiago por la Ruta de la Plata durante el reinado de Fernando III el Santo. Desde entonces Almadén quedó administrativamente incluido en la Tierra de Sevilla, con castillo y milicias concejiles para su protección y la de los viajeros que discurrían por la Ruta de la Plata. Durante la Modernidad Almadén conoce uno de los periodos más brillantes de su historia: se construye su iglesia parroquial, de estilo renacentista, se fundan 7 ermitas y aumenta considerablemente la población. Esta prosperidad se puede atribuir a tres factores decisivos: - el auge de la Mesta - el beneficio de las minas y canteras - la actividad fabril de los molinos harineros establecidos en los cursos de los arroyos Molino y Gargantafría. Durante el siglo XIX continúa la actividad minera hasta 1890, aproximadamente. Sigue creciendo la población, pero no los recursos, toda vez que la propiedad de la tierra había recaído en pocas manos, y nace un proletariado antes inexistente que, además, la mayor parte del año se encuentra en paro.

Ayuntamiento de El Pedroso

  • ES.41235.AUT0029
  • Entidad colectiva

Como jurisdicción de la Tierra de Sevilla, el Concejo de El Pedroso, ya declarado de realengo, surge a partir de la creación del gran concejo de Sevilla, una vez finalizada la conquista del Reino de Sevilla, en 1248. Pero el primer documento sobre la existencia de un concejo denominado “Lugar del Pedroso” lleva fecha del 11 de junio de 1266, se trata de una donación de tierras que Alfonso X efectuó a Don Remondo, Arzobispo de Sevilla. La consolidación del “lugar del Pedroso” está documentada en la Crónica de Alfonso XI, ya que pernoctó en dicho lugar en mayo de 1342.El 24 de septiembre de 1429, los diputados de Sevilla nombraron alcalde del castillo del lugar del Pedroso a Hernán Gutiérrez de Escobar, nombramiento que confirma que en el núcleo urbano existió un castillo medieval.En 1502, los Reyes Católicos, procedentes de Sevilla, permanecieron en El Pedroso. Y en febrero de 1526, pasaron y descansaron Isabel de Portugal y parte de su familia camino de Sevilla para contraer matrimonio con Carlos I el día 10 de marzo. El descubrimiento de América permitió que una cifra importante de pedroseños se incorporasen a su conquista y doblamiento, destacando Jerónimo López Hernández, que por su valiosa participación en la conquista y doblamiento de Méjico, Carlos I le concedió, para él y sus descendientes, escudo de armas; invitado por el Emperador, permaneció dos años en su corte, volviendo a Méjico por orden expresa del monarca, donde fue escribano del Cabildo y regidor perpetuo de Méjico capital.La primera información documentada sobre los yacimientos mineros de El Pedroso procede del reinado de Carlos I, y se trata de una Real Cédula en la que se citan los yacimientos de plata de Guadalcanal, Cazalla de la Sierra y El Pedroso. A finales del siglo XVIII, el vicario de la villa de El Pedroso informaba que “en el cerro del Hornillo y cerro del Higuerón” se estaban explotando unas minas de oro. En 1817 se fundó la Compañía de Minas de Hierros del Pedroso y Agregados, y se comenzó a construir la que sería la primera siderurgia de Sevilla. Siderurgia que experimentó su mayor auge a partir de 1831 con el nombramiento de Francisco Antonio de Elorza y Aguirre como director facultativo, buenos augurios que se vieron truncados, pues en 1888 la compañía se declaró en suspensión de pagos. Posteriormente, empresaas nacionales (con sedes sociales en Bilbao), y extranjeras, arribarán a la comarca y explotarán sus yacimientos, sobre todo el hierro, que exportarán a sus paises de origen, hasta los años 30, del siglo XX. En los años 1957-1968, se produce en El Pedroso una tímida recuperación de la actividad minera con la explotación del pozo San Manuel (pago del Redondillo).

Ayuntamiento de Constantina

  • ES.41225.AUT0022
  • Entidad colectiva

Cristianizada por el Rey Santo, Fernando III, al que le entregaron las llaves del castillo en 1247, llegó a conservar cierta población de musulmanes después de la conquista de Sevilla, como demuestra la importancia de la Morería. Constantina se desarrollaría como una villa de realengo, dentro del alfoz de la ciudad de Sevilla, a la que pertenece el castillo de la localidad. Esta pertenecía al Señorío de Sevilla y le permitió participar de alguna forma en las consecuencias del descubrimiento de América y en las actividades comerciales de exportación de vinos y aguardientes hacia las Indias. La localidad sufriría en 1810 la invasión del ejército francés, al igual que otras localidades españolas, después de un destacable enfrentamiento que tuvo lugar en las mismas calles del pueblo. Se hubieron de lamentar las muertes de trecientos lugareños. Tras dos años de ocupación francesa, el pueblo quedaría liberado en 1812, por lo que se zanjó uno de los periodos históricos más dramáticos de Constantina. Posteriormente, el hecho más destacado en el desarrollo histórico de la localidad es el otorgamiento del título de ciudad por el rey Alfonso XIII en 1916. La localidad vivió su etapa de mayor prosperidad económica entre los años 1940 y 1950. Alcanzó entonces la cifra de quince mil habitantes, la mayoría de los cuales se dedicaba a una intensa actividad ganadera, agrícola, industrial y comercial. La localidad está incluida en el denominado actualmente como Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla.

Ayuntamiento de El Ronquillo

  • ES.41237.AUT0031
  • Entidad colectiva

El Ronquillo tuvo su origen en dos ventas situadas en los términos de Zufre y Santa Olalla. A su alrededor se formaron los dos primeros barrios de El Ronquillo: Barrio de Zufre y Barrio de Santa Olalla. Su nombre actual es el diminutivo del apodo con el que fue conocido el propietario de estas dos ventas, pasando a ser conocida una de éstas con el nombre de Venta del Ronco durante el s. XV, ubicada en la plaza que hoy lleva el nombre de Plaza de la Constitución. A partir de 1.653 el poblado de El Ronquillo pasó a pertenecer a la Villa de Señorío de Santa Olalla. En el s. XIX, durante la Guerra de la Independencia, se sucedieron acontecimientos escabrosos en la aldea. A pesar de todo, los habitantes permanecieron fieles a una Monarquía destituida. En marzo del año 1.811 ocurrió un suceso que ha marcado la historia del pueblo. Un correo francés, portador de importantes noticias sobre la conquista de Badajoz, se detuvo en la posada del entonces alcalde pedáneo de El Ronquillo, José Diego Fernández Rufo. Éste, fiel al Rey Fernando VII, puso al servicio del militar francés, como postillón, a Juan Gómez para que lo guiase a Sevilla. A menos de una legua de camino fue asesinado el correo francés. El lugar de tal suceso es conocido aún con el nombre de Alcantarilla del hombre muerto. El alcalde, el postillón y el cura fueron llevados a pie hasta Sevilla, donde fueron matados todos, excepto el cura, en la Plaza de San Francisco. El hermano del alcalde asesinado y 21 vecinos más solicitaron a Fernando VII la merced de Villazgo para el Ronquillo y su independencia de Santa Olalla. En 1.817 el Rey concedió tal petición por la lealtad mostrada por los ronquilleros para con la Corona. A partir del 1 de mayo de 1.820, fecha en la aparece la primera acta del Ayuntamiento, El Ronquillo camina como pueblo de la provincia de Sevilla.

Ayuntamiento de Fuentes de Andalucía

  • ES.41243.AUT0034
  • Entidad colectiva

La villa de Fuentes fue reconquistada hacia el año 1248, y en el reparto de las tierras de Écija ya aparece citado su nombre expresamente. Las tierras fueron repartidas entre los señores que habían prestado su apoyo al proceso de la Reconquista Órdenes Militares que ayudaban al Rey para lograr este fin. A una de éstas, la de Alcántara, se le concedieron grandes extensiones en un lugar denominado “La Aljabara”, uno de los principales cortijos fontaniegos.Los terrenos de La Monclova, zona de Fuentes, quedaron en poder real y posteriormente fueron donados a Micer Egidio Bocanegra, conocido como Gil Bocanegra, prestigioso marino cordobés que servía a Alfonso XI, del que recibió el título de almirante de Castilla y los señoríos de Palma del Río y de la Monclova, por su valiente actuación en la toma de Algeciras.A mediados del siglo XIV, la villa de Fuentes había pasado a ser propiedad de don Alvar Pérez de Guzmán, alguacil mayor de Sevilla, que por aquel tiempo la vendió a don Alonso Fernández y a su mujer, Isabel Belmana. De ellos procede la Casa de los Señores de Fuentes, después marqueses. El marquesado de Fuentes fue concedido por Felipe III en 1606 a don Gómez de Fuentes Guzmán, señor de la villa y caballero de Santiago. La villa se consolida y alcanza gran esplendor durante el siglo XVI, relevancia que alcanzará su mayor brillantez en el siglo XVIII. Hacia la mitad de ese siglo, el señorío de Fuentes pertenecía a la casa nobiliaria del duque de Torralba. A principios del S. XIX, la propiedad del término fue abolida por las Cortes de Cádiz y posteriormente se le unió el castillo de La Monclova, con lo que se constituyó lo que actualmente es el término municipal de Fuentes de Andalucía.

Ayuntamiento de Guadalcanal

  • ES.41248.AUT.0038
  • Entidad colectiva

En 1241, Guadalcanal es reconquistada por los caballeros de la Orden de Santiago, quedando bajo su jurisdicción. Guadalcanal se convertiría, así, en un bastión fronterizo de primer orden frente a las pretensiones del concejo sevillano que controló la sierra norte sevillana. La villa fue incorporada, en materia eclesiástica, a la vicaría de Santa María de Tentudía, dependiente del Priorato de San Marcos de León.En la villa, el castillo de la Orden formaba parte del sistema murado, y fue llamado así por ser la morada de los Comendadores de la Orden de Santiago. Estaba situado en lo que actualmente son el Ayuntamiento y el paseo del Palacio.A mediados del siglo XVI se descubren yacimientos de plata, que fueron explotados por la Real Hacienda hasta agotar los filones en el siglo pasado. La principal de estas minas fue la de Pozo Rico. También fueron importantes los yacimientos de cobre, carbón, hierro y barita. De los siglos XVI y XVII tenemos noticias de un importante éxodo a Indias.Por estas fechas, no debemos olvidar la importancia que tuvo la ermita de la Virgen de Guaditoca como lugar de encuentro de una feria que duraba tres días. El santuario está situado en la encrucijada de la compleja red de caminos arrieros y cabañas ganaderas que comunicaban lo que hoy es Extremadura con Andalucía Occidental.En 1833, la división provincial encomendada a Javier de Burgos propicia la inclusión de Guadalcanal en la Provincia de Sevilla, tras haber dependido durante varios siglos, en lo civil y en lo eclesiástico, de Extremadura.A mediados del siglo pasado se segrega del término de Guadalcanal la aldea pedánea de Malcocinado, que ya como municipio independiente pasará a formar parte de la provincia de Badajoz.Aunque el siglo XIX es un siglo de crisis (crisis económica, tránsito de tropas por la localidad a las que el Municipio debía sostener, desamortización que tuvo como consecuencias, entre otras, la expropiación de la mayor parte de los terrenos que constituían sus propios, la desaparición de las cuatro comunidades de religiosas...), también se llevan a cabo una serie de importantes realizaciones: erección de las Casas Consistoriales sobre el solar del palacio de los comendadores de la Orden de Santiago, la ordenación de un espléndido paseo en lo que siempre se conoció por el ejido del Coso, la construcción del Cementerio municipal, la aportación municipal en el tendido y construcción de la línea de ferrocarril, etc.

Ayuntamiento de La Campana

  • ES.41254.AUT0042
  • Entidad colectiva

La localización actual del núcleo urbano data del año 1412, cuando el Rey concede a Micer Bartolomé de Bocanegra las tierras de La Campana, para que fundara una población de hasta cincuenta vecinos. En el año 1559, la propietaria de los terrenos, Doña Juana, Infanta de Castilla y princesa de Portugal, vendió el señorío de La Campana a Don Fadrique Enríquez de Ribera, pasando siglos más tarde, en el XIX, a manos del Ducado de Alba.

Ayuntamiento de La Puebla de los Infantes

  • ES.41257.AUT0044
  • Entidad colectiva

El Rey Alfonso X conquistó y repobló en 1255 la aldea de Cañebolo, a la que denomina Puebla, y la regala, junto a parte de sus tierras, al infante Don Enrique, por lo que pronto se conocería el lugar como dehesa de la Puebla del Infante, que derivó en el nombre actual.A partir de la Reconquista se tiene constancia del castillo, cuyas ruinas coronan hoy el pueblo. Tras el repartimiento de tierras, La Puebla de los Infantes pasa a depender de Constantina, hasta que en 1472, ante las constantes exigencias que ésta le imponía, los lugareños solicitaron a Sevilla que los apartasen de su jurisdicción.La Puebla sufrió entonces numerosos ataques del Marqués de Medinasidonia, asentado en Constantina, que pretendía asaltar el castillo para recuperar la aldea.En 1654, el rey Felipe IV entregó estas tierras en señorío a su consejero y camarista don Luis Ximénez de Góngora, al que nombró vizconde de La Puebla. Posteriormente, Felipe V elevó el título a marqués. El régimen de señorío subsiste hasta el siglo XIX.En este siglo, de acuerdo con las investigaciones de Paulino González, La Puebla recibe una fuerte inmigración, con motivo de la subasta de los terrenos eclesiásticos con la Desamortización de Mendizábal.

Ayuntamiento de Las Navas de la Concepción

  • ES.41262.AUT0046
  • Entidad colectiva

Los asentamientos de los primeros colonos propiciaron la fundación de la aldea de 'Las Navas', que en el año 1557 y con la autorización de Felipe II se constituye como municipio dependiente de Constantina hasta 1854, con cuyo término municipal limita en casi toda su extensión. El nombre actual de Las Navas de la Concepción se debe a los monjes que construyeron en la zona el monasterio de San Antonio del Valle de Galleguillos, destruido en parte por las tropas napoleónicas. Desapareció definitivamente con la desamortización. Hacia 1600, los monjes de la Orden de San Basilio levantaron cuatro monasterios en Sierra Morena, de los cuales el más importante era el de la zona de Las Navas. Los monjes, para atender sus necesidades, pusieron en explotación las extensas posesiones del monasterio, para lo cual contrataron obreros y ganaderos de los pueblos limítrofes. Debido a que sus reglas los obligaban al aislamiento absoluto de todo contacto social, los monjes eligieron el lugar donde iban a vivir los trabajadores del Monasterio a dos kilómetros del mismo, en una zona desde donde no se tenía visibilidad del edificio. Años más tarde, este lugar se convertiría en lo que hoy es Las Navas de la Concepción. Según las investigaciones de Antonio López, aunque el verdadero desarrollo de Las Navas se debe a la instalación del Monasterio, también cabe mencionar que ya en el mismo año de construcción del convento, el rey Felipe II autorizó que se constituyera Las Navas como municipio independiente, aunque no se llevó a cabo hasta varios siglos después, concretamente en 1854, por una Real Orden de Isabel II. En el momento de su separación de Constantina contaba el pueblo con unos 1500 vecinos que pasaron a ser propietarios de las tierras que habitaban por el hecho de haberlas trabajado durante una serie de años.

Ayuntamiento de Peñaflor

  • ES.41281.AUT0057
  • Entidad colectiva

Tras la conquista del valle del Guadalquivir por Fernando III a mediados del s. XIII, el monarca otorga ésta y otras villas a la orden de San Juan del Hospital de Jerusalén, en recompensa por su colaboración en la campaña. La orden repobló toda la zona durante la segunda mitad de dicha centuria.En el siglo XIV, Alfonso XI concedió a Luís Portocarrero el señorío de Hornachuelos, Peñaflor, Posadas y Santaella. Felipe IV vende estas tierras en el siglo XVII a Rodrigo Cañaveral y Cárdenas, quien la vendería a su vez a la marquesa de Almenara. Ësta la cede a Antonio Hiniestrosa, luego marqués de Peñaflor.En el siglo XIX, abolidos los señoríos, dependió jurídicamente de Palma del Río, incluyéndose en la provincia de Córdoba, hasta que en 1814 pasa a formar parte de la provincia de Sevilla.La Constitución de 1812 pone fin al sistema concejil y da paso al Ayuntamiento Constitucional, aunque este cambio no será efectivo hasta la proclamación del Estatuto Real de 1834, tras el breve paréntesis iniciado en 1820 con el pronunciamiento de Riego. En el nuevo sistema, el único alcalde es elegido mediante sufragio directo y restringido.Su población oficial en la actualidad es de 3.930 hs.

Ayuntamiento de Cazalla de la Sierra

  • ES.41224.AUT0021
  • Entidad colectiva

Un año antes de la conquista de Sevilla en 1247, Cazalla es incorporada al reino castellano-leonés. Como todas las regiones, se entrega al reino cristiano sin lucha. Fue cercada, y poco a poco, el desgaste de los cercados les lleva a las Capitulaciones o acuerdos de rendición. En los comienzos de la segunda mitad del siglo XIII, la localidad se verá afectada, desde el punto de vista jurisdiccional, por una serie de donaciones y trueques de posesiones entre la Iglesia y el Concejo de Sevilla y la Orden de Calatrava, quedando ligada al alfoz del Concejo de Sevilla en calidad de concejo semiautonómo. Dada la pobreza de la zona, en relación con las tierras de campiña conquistadas en el XIII, tuvo una repoblación tardía. En el siglo XVI Cazalla de la Sierra alcanza su mayor cota de desarrollo. El número de habitantes no deja de aumentar y, a final de siglo, llega a los siete mil habitantes. Desde el punto de vista económico, se consiguen grandes ganancias generadas en torno a la producción vitivinícola. En esta época, el municipio se extiende geográficamente al Noroeste y al Norte. El siglo XVII, se inicia en el marco de una coyuntura demográfica negativa: en 1649 la población no es superior a los 3.500 habitantes, como consecuencia de los efectos de la peste. El aguardiente supondrá en la segunda mitad del siglo XVII un capítulo importante de la economía de Cazalla. A principios del siglo XX se produce un aumento demográfico importante, llegándose a los diez mil pobladores en 1930, cifra que jamás se había alcanzado en la historia de Cazalla. También destacan en esta época importantes obras urbanísticas que mejoraron la vida de los habitantes de la villa.

Ayuntamiento de Alanís

  • ES.41197.AUT0005
  • Entidad colectiva

Lo que caracteriza a Alanís desde sus orígenes medievales es la existencia de un gran porcentaje de colonos agrícolas y ganaderos de realengo, libres del control de las estructuras señoriales, bien sea de la Orden de Santiago o de cualquiera de los grandes señores del sur. Todos los cargos del cabildo de Alanís debían ser aprobados por el Concejo de Sevilla. Esta situación de dependencia explicaba que ciertos aspectos de la gestión municipal, como los problemas de términos con los demás pueblos, el cobro de los impuestos y la aportación de soldados y dinero para la defensa se canalizase a través de la ciudad de Sevilla

Ayuntamiento de San Nicolás del Puerto

  • ES.41287.AUT0060
  • Entidad colectiva

Los primeros asentamientos humanos en estas tierras se remontan a los lejanos tiempos de los celtas, que se establecen en un lugar denominado Iporci. Los romanos también dejan su impronta, existiendo numerosos restos que así lo atestiguan, el más importante de los cuales es el puente de piedra sobre el río Galindón, reformado en la Edad Media. Según algunos autores, los romanos fundan sobre el mismo asentamiento anterior la ciudad de Fortuumade o Fortunales, enclavada en terrenos de alto valor estratégico. Otros expertos defienden la existencia en este lugar de la ciudad de Hiporcia, atravesada por la calzada romana que enlazaba Hispalis con Augusta Emerita. Tras el oscuro paso de los visigodos, los árabes son los artífices del progreso local gracias a la explotación de sus minas de plata. También construyen una gran fortaleza, cuyos restos (una de sus torres) aún permanecen en pie. La zona pasa a poder cristiano en el siglo XIII.

En 1594 formaba parte del reino de Sevilla en la Sierra Norte de Sevilla y contaba con 97 vecinos.

Es importante destacar Fray Diego de San Nicolás, santo para la Iglesia católica, más conocido como San Diego de Alcalá. Vistió el hábito franciscano, como hermano lego en la Orden de los Frailes Menores de la Observancia. Fue misionero en Canarias donde llegó a ocupar el puesto de guardián del convento. Fue canonizado por el papa Sixto V en 1588 en la única canonización realizada por la Iglesia católica durante el siglo XVI, ya a finales del mismo. Es considerado patrono de los Hermanos legos franciscanos (no clérigos) por haber sido el primer hermano lego canonizado en la Orden. Su celebración tiene lugar el 13 de noviembre.